Muletas, manual de uso.

Casi todos en alguna ocasión hemos tenido una lesión o dolencia que nos ha obligado a valernos de una ayuda para caminar y casi siempre hemos recurrido al uso de bastones o muletas.

mule1

Lo que puede parecer muy simple en un primer momento, se llega a complicar enormemente debido a que rara vez nos han explicado su correcta regulación o uso.

 

¿Muleta o Bastón?

Lo que aquí en España llamamos ‘muletas’ realmente recibe el nombre de ‘bastones ingleses’. Las muletas son las ayudas técnicas que cuentan con un soporte sobre el cual apoya la axila. Estas son de uso muy corriente en muchos países de Europa y en Estados Unidos, pero poco comunes y relativamente difíciles de conseguir en nuestro país.

mule2

Lo que  es una pena, ya que aunque  son bastante mas aparatosas debido a su tamaño y su manejo es mas complicado, debido a su limitación de movimientos, muchas veces son la ayuda ideal ya que ofrecen respecto a los bastones, su gran ventaja es su comodidad, ya que reparten el peso entre axilas y muñecas.

 

Regular la altura

Para regular la altura de la empuñadura de los bastones , como norma general, ésta debe quedar situada aproximadamente a la altura del trocánter mayor de la cadera.

Si nos llevamos las manos a los bolsillos, tocando por los laterales de las caderas, notaremos una ‘bola’. Esa ‘bola’ es la altura a la que debe quedar la empuñadura de la muleta.

mule3

Si bien esta altura puede ser modificada dependiendo de dos factores, el numero de bastones que utilicemos y los apoyos de las piernas. Nuestro traumatólogo o recuperador, nos indicara, dependiendo del grado de nuestra lesión, si debemos o no apoyar la pierna afectada.

 

1.- Dos muletas, sin apoyo de la pierna afectada.

mule4

Por lo tanto, ese pie tiene que ir elevado del suelo.

Utilizar en el pie de apoyo un calzado cómodo, firme y que no tenga suela baja. Esto favorecerá que el otro pie, al no llevar calzado -si va con yeso o férula-, quede algo más corto, con lo cual, es más fácil evitar su apoyo.

Regular la altura del bastón para que quede un poco más alta que el trocánter mayor de la cadera . De esta manera, favorecerá que el cuerpo no se incline adelante, evitando así que el pie lesionado se aproxime al suelo.

 

2.- Dos muletas, con apoyo parcial de la pierna afectada

mule5

La altura sera la del trocánter mayor de la cadera.

La marcha tiene que ser lo más parecida a lo normal, sin saltos, ‘pata coja’, ni inclinarse hacia adelante. Es bueno que se dedique tiempo a practicar bien y se corrijan errores, puesto que una marcha mal realizada puede provocar, molestias, sobrecargas y otras incomodidades.

 

3.- Una sola muleta

mule6

La altura sera la del trocánter mayor de la cadera.

En este momento de la recuperación de una lesión, no necesitamos que el bastón supla a la pierna , sino que lo que pretendemos es que el bastón ayude a la pierna lesionada a soportar el peso del cuerpo. Por lo tanto, el lado de la muleta será el contrario de la pierna lesionada.

 

Espero que sea de ayuda, un saludo,

Fuente: Tufisio.net

PILATES PUEBLO NUEVO

Un comentario en “Muletas, manual de uso.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s