Astenia primaveral

Hola a todos, no se vosotros, pero yo la sufro todas las primaveras, no se si esta debido a la lluvia que hemos tenido, estoy peor que otros años. He leído este articulo y me parece muy interesante, habrá que coger ideas para combatirla.

Aunque no hay estudios concluyentes, los expertos calculan que casi la mitad de la población puede sufrir con mayor o menor intensidad lo que se conoce como astenia primaveral, una serie de síntomas debidos al proceso por el que nuestro organismo debe adaptarse al cambio de estación.

astenia-primaveral.png

Los síntomas de la astenia primaveral

Lo que popularmente llamamos “bajón” es una respuesta al esfuerzo que nuestro cuerpo tiene que hacer para adaptarse en estas fechas a un aumento de las horas de luz solar, a los cambios bruscos de temperatura, de humedad, de presión atmosférica…

Los cambios de tiempo y de hora y las alergias favorecen la fatiga y el decaimiento

A todo esto hay que añadirle el reciente cambio de hora (realizado el último fin de semana de marzo), al que algunos tardan más en acostumbrarse. Y también los efectos de las alergias primaverales, que alteran el sistema inmune de las personas que las padecen, dificultan su descanso y contribuyen a aumentar la sensación de fatiga.

Todos estos factores pueden “agotar” a nuestro organismo, que reacciona manifestando los siguientes síntomas:

  • Cansancio inexplicable, debilidad muscular, falta de energía.
  • Problemas de concentración y dificultad para realizar las actividades cotidianas habituales.
  • Falta de apetito.
  • Trastornos del sueño, dificultad para dormir o para tener un descanso reparador, lo que a su vez provoca somnolencia diurna y un aumento de la fatiga.
  • Irritabilidad, nerviosismo, cambios de humor.
  • Dolores de cabeza más frecuentes o intensos de lo habitual.
  • Apatía, tristeza injustificada, desmotivación, disminución del deseo sexual.

índice

Cuándo acudir al médico

La astenia primaveral no es ninguna enfermedad sino un trastorno adaptativo cuyas molestias, en la mayoría de los casos, son leves o moderadas y suelen desaparecer al cabo de unos días. Por lo tanto, no precisa tratamiento médico.

Si los síntomas se prolongan más de 20 días, consulta con el médico

Sin embargo, como muchos de estos síntomas son comunes a diferentes enfermedades, en caso de que duren más de 2-3 semanas es necesario acudir al médico para que descarte otros problemas, como anemia o depresión.

10 claves para recuperar la energía antes

Según los expertos, prevenir la astenia primaveral es difícil, ya que nuestro organismo debe adaptarse poco a poco a los cambios estacionales. Pero lo que sí podemos hacer es reducir las molestias y adoptar una serie de hábitos para recuperar la vitalidad cuanto antes.

1. Dieta rica en vitaminas y minerales

Ayuda a tu sistema inmunitario siguiendo una alimentación sana y equilibrada, rica en verduras de hoja verde, frutas, legumbres y cereales integrales.

De esta manera, proporcionarás a tu organismo las vitaminas A, E, C y del grupo B, antioxidantes, y los minerales que necesita para combatir la fatiga y el decaimiento.

2. Un extra de energía

Incluye en tu dieta alimentos que aportan un plus de energía, como el plátano o los frutos secos.

Puedes tomarlos como tentempié a media mañana o media tarde, o también añadirlos a las ensaladas, por ejemplo.

3. Cinco comidas al día

Es preferible que comas menos cantidad pero más a menudo: procura hacer cada día tres comidas principales y dos tentempiés.

Las comidas copiosas disparan los niveles de glucosa y aumentan la somnolencia. Evita los dulces, bollería, etc., ya que aunque aportan energía de forma inmediata, luego provocan un “bajón” y más cansancio y hambre.

4. Buena hidratación

Mantente bien hidratado bebiendo agua, caldos, infusiones… La deshidratación, entre otras cosas, causa fatiga mental y dificulta la concentración.

5. Cafeína, a raya

Evita abusar de café o bebidas excitantes para combatir el cansancio o la somnolencia, ya que pueden tener el efecto contrario: aumentar el nerviosismo y dificultar el descanso.

6. Ayudas naturales

Tomar jalea real, ginseng, polen, germen de trigo o levadura de cerveza, sustancias naturales de propiedades revitalizantes, puede ser de gran ayuda.

Pero antes de tomar cualquier suplemento, consulta con un especialista, ya que puede estar contraindicado en caso de sufrir ciertas enfermedades o bien interactuar con otras medicaciones.

7. Actividad física

No te dejes vencer por la apatía y procura hacer ejercicio moderado cada día. Mantenerte activo es el mejor antídoto contra el cansancio y el decaimiento.

Favorece que tu organismo libere endorfinas, neurotransmisores que generan bienestar, mejoran el estado de ánimo, nos hacen sentir más optimistas y positivos y reducen el estrés.

8. El sol, un aliado

Aprovecha que los días son más largos para exponerte más tiempo a la luz del sol (recuerda ponerte protección solar).

Dar un paseo de 30 minutos cada día, sentarte un rato en un banco del parque… no solo te ayuda a “cargar las pilas” y activarte, sino que además contribuye a que tu cuerpo se adapte antes a la transición de los días fríos y oscuros del invierno a la luminosidad de los días primaverales.

9. Horarios ordenados

Procura seguir unos horarios regulares de comidas, rutinas… El buen tiempo a menudo nos “invita” a alterar nuestros ritmos habituales y a llevar un estilo de vida más desordenado.

10. Descanso reparador

Mantén una buena higiene del sueño: acuéstate un poco antes en esta época y procura dormir 7-8 horas.

Cena ligero y al menos un par de horas antes de ir a la cama. Y deja de utilizar los dispositivos electrónicos (smartphone, tablet, ordenador) unas 3-4 horas antes de acostarte.

 

Los hábitos de vida que te ayudan a subir el ánimo

Asegúrate de que el dormitorio tenga una temperatura adecuada, lo ideal es que esté en torno a los 20º.

 

FUENTE http://www.sabervivirtv.com/medicina-general/astenia-primaveral-sintomas-tratamiento_1232

PILATES PUEBLO NUEVO

Ansiolíticos naturales

Cada vez llevamos una vida mas ajetreada, que nos conduce a un estado de nervios, en el que a veces tenemos que recurrir a ellos para aguantar el ritmo. Os comparto un articulo, donde nos hablan de Ansiolíticos naturales, menos dañinos que los químicos.

 

Existen varios ansiolíticos naturales que pueden ser una excelente opción (previa consulta con el médico) para complementar o sustituir a los medicamentos alopáticos. Son muy recomendables en caso de ansiedad leve o moderada. Asimismo, muchas veces permiten disminuir la “carga química” que ingerimos, un cambio especialmente positivo en el caso de las personas ya medicadas. En tales circunstancias, siempre se debe contar con la opinión del médico antes de tomar cualquier decisión.

Lejos de demonizar a los medicamentos, lo cierto es que juegan un papel muy importante en momentos específicos. Hay situaciones de crisis en las que son la única alternativa para aliviar un síntoma o para compensar a un paciente. Sin embargo, se sabe que tienen un importante número de efectos secundarios, por lo cual generan otros problemas de salud a medio y largo plazo.

La comida que comes puede ser la más poderosa forma de medicina o la forma más lenta de veneno”.

-Ann Wigmore-

Por lo anterior, los ansiolíticos naturales resultan ser una magnífica opción. No tienen efectos secundarios y, en cambio, sus efectos principales sí que son muy beneficiosos para nuestra salud. Son también una buena alternativa para el consumo regular. No necesitas estar en una condición especial para ingerir esos magníficos productos. Estos son cinco de esos ansiolíticos naturales.

1. La valeriana, uno de los mejores ansiolíticos naturales

La valeriana es una hierba que desde tiempos inmemoriales se ha empleado para “calmar los nervios”. Es uno de los ansiolíticos naturales más conocidos por sus efectos sedantes y relajantes. No solo contribuye a reducir la ansiedad como tal, sino que también disminuye las palpitaciones y ayuda a conciliar el sueño.

Se trata de un producto natural que se encuentra fácilmente en cualquier mercado de plantas. No se debe pasar por alto que esta hierba tiene efectos en nuestro organismo cuando la consumimos. Por lo tanto, quienes toman medicinas, de cualquier tipo, deben consultar con el especialista antes de incluirla dentro de su consumo habitual.

valeriana, un de los ansiolíticos naturales

2. El tilo, otra hierba maravillosa

El tilo, o tila, es uno de los ansiolíticos naturales más antiguos. Al igual que la valeriana, viene empleándose desde hace siglos para calmar la agitación y los estados de estrés. Tiene efectos calmantes y facilita la conciliación del sueño.

Lo más recomendable es que todo este tipo de hierbas se preparen en infusión. Solo se debe poner a hervir agua. Cuando esté en el punto de ebullición, se debe añadir la hierba y retirar del fuego. Después se espera unos diez minutos y ya se puede beber. Lo ideal es hacerlo tres veces al día, una de ellas en la noche, antes de dormir.

3. El triptófano, un componente estupendo

Aunque el nombre de “triptófano” no es muy conocido, la verdad es que no se trata de un elemento raro, ni mucho menos. Se trata de un aminoácido que está presente en diversos alimentos. Su principal característica es que contribuye a que se produzca mayor segregación de serotonina, una hormona que equilibra el estado de ánimo.

Dentro de los alimentos que contienen triptófano y que, por lo tanto, actúan como ansiolíticos naturales, están principalmente el pavo, el pollo y el pescado azul. También la yema de huevo, la piña, la banana, aguacate, las ciruelas, los frutos secos, el chocolate negro y algunas algas, como la espirulina, entre otros.

plátano, uno de los ansiolíticos naturales

4. El Omega 3, bueno para casi todo

Los nutricionistas insisten en el valor alimenticio del Omega 3, principalmente para regular el colesterol y mejorar el funcionamiento del aparato circulatorio. Sin embargo, este maravilloso compuesto también tiene importantes efectos sobre los estados de ansiedad.

El Omega 3 tiene una propiedad extraordinaria: contribuye a disminuir los niveles de “cortisol”, la llamada “hormona del estrés. Esto, por supuesto, tiene como consecuencia la estabilización del estado de ánimo. De ahí que se considere uno de los ansiolíticos naturales más poderosos.

El Omega 3 se encuentra principalmente en pescados y mariscos. También está en el aceite de canola, la soya, el cordero, la carne de res orgánica, las nueces de Brasil, el aceite de oliva, espinaca, fresas y zapallo, entre otros.

5. El lúpulo, una joya natural

Muchos piensan que el lúpulo es solamente un compuesto para elaborar cerveza. Sin embargo, sus efectos sobre nuestro organismo pueden llegar a ser muy grandes, especialmente los sedantes y los hipnóticos. Los que han investigado el impacto del lúpulo sobre nuestro organismo señalan que resulta especialmente eficaz para tratar el síndrome de abstinencia en los fumadores.

También para equilibrar el estado de ánimo durante la menopausia. Incide en la producción de estrógenos y por eso conviene consultar con el médico antes de ingerirlo con ese propósito.

Todos estos ansiolíticos naturales son fáciles de conseguir, bajo precio y gusto agradable. Resulta conveniente incluirlos dentro de nuestro consumo habitual, especialmente cuando somos muy propensos al estrés, puerta de entrada a la ansiedad.

lúpulo, uno de los ansiolíticos naturales

Fuente: https://lamenteesmaravillosa.com/5-ansioliticos-naturales/?utm_source=Email&utm_campaign=Newsletter&utm_medium=email

PILATES PUEBLO NUEVO

VUELTA A LA RUTINA DESPUÉS DE NAVIDAD

Pues ya pasó la navidad, atrás dejamos comilonas, ahora toca ponerse de nuevo a tono, os copio este articulo para poder conseguirlo poco a poco.

 

La navidad lleva tradicionalmente muchos malos amigos asociados, excesos, alcohol, demasiadas cenas de compromiso… todo ello lleva a una situación de descontrol a la que tenemos que poner fin nada más pasadas las fiestas.

Para comenzar sigue los siguientes consejos:

TOMA AGUA

toma-agua

El agua además de hidratar te ayuda a sentir mayor sensación de saciedad y tu piel también lo va a agradecer.

PONTE UN OBJETIVO A CORTO-MEDIO PLAZO

Ponte un objetivo semanal o quincenal y comprométete con él, una vez logrado establece una pequeña recompensa, la constancia y compromiso con el planteamiento es fundamental y de esta manera se lleva mucho mejor.

COME 5 VECES AL DIA

Aunque no lo creas el simple hecho de hacer la digestión quema calorías, además que comer más veces al día ayuda a que tu metabolismo no se ralentice entre otros beneficios.

VETE POCO A POCO

Las dietas milagro no existen y las bajadas exageradas de peso ni siquiera son buenas para el organismo. Una buena dieta NO te hará bajar peso de la noche a la mañana, sino lentamente pero sin apenas pasar hambre, hay que tener paciencia y además se consciente de que luego será mucho más fácil de mantener.

REDUCE EL ALCOHOL

deja el alcohol

Se han acabado las fiestas y aunque lleves un tiempo de descontrol y excesos en la bebida es hora de volver a la normalidad y recordar que eso debe quedar para ocasiones especiales.

EJERCICIO

Hacer ejercicio es fundamental, el truco no solo es comer menos sino gastar más y para ello necesitamos hacer deporte.

NO PESARSE CADA DÍA

Es un error subirse a la báscula todos los días, el peso oscila por muchas razones y no las vamos a entender todas, retenciones de líquidos, cambios hormonales o simplemente dormir mal, por tanto pesarse una vez a la semana o cada 15 días es más que suficiente.

Otra de las claves del éxito es contratar un profesional que realmente tenga los conocimientos para prepararte una dieta ajustada a tus gustos, horarios, distribución de músculo, grasa, agua, sexo y necesidades reales, solo así el planteamiento puede ser realmente efectivo.

EJEMPLO DE DIETA

Desayuno: Un té o café con edulcorante, 1 zumo natural, cereales naturales o avena, queso fresco y pavo. Elimina la mantequilla y mermeladas.

Media mañana: 1 yogur desnatado y una pieza de fruta o un mini bocadillo con atún, pavo o lomo, no comas todos los días lo mismo para no caer en la monotonía.

Comida: Un hidrato de carbono saludable como patata, boniato, arroz, pasta o legumbres, una verdura tipo espinacas, brócoli, judías verdes… y una fuente proteica como carne de pollo, pavo o pescados

Merienda: Un poco de jamón serrano, lomo, cecina, pavo o similar y una pieza de fruta.

Cena: Verdura a elegir, son muy buenas opciones las verduras a la plancha, horno o vapor y una fuente proteica especialmente pescado, revuelto de claras, setas y gambas o similar.

Está demostrado que la gente gana unos 2kg de media en cada navidad, así que si quieres recuperar la figura y perder los excesos de estas fiestas sigue mis consejos, con paciencia y constancia lo tienes conseguido.

Fuente:https://www.mundofitness.com/dieta-y-recomendaciones-para-despues-de-navidad/

 

PILATES PUEBLO NUEVO

Consejos para evitar la sequedad de la boca en primavera por causa de la alergia

Hola a todos,

Supongo que mas de uno, como yo, sois alérgicos, y en esta época me encuentro con el problema de que cada vez que intento hacer deporte, empiezo con la tos seca. He encontrado este articulo, donde nos da consejos de como mejorar esa sequedad tan molesta. Espero que resulte interesante.

 

Estamos en época de polen y por ello las alergias aparecen en muchas personas. Esto hace que nuestro estado general empeore considerablemente, ya que las vías respiratorias se ven afectadas con exceso de mucosidad, sequedad… Por este motivo en este post nos queremos detener en cómo combatir un mal colateral que aparece con la alergia, se trata de la sequedad de la boca y las ganas constantes de beber agua.

Normalmente la sequedad de garganta suele producirse por varias razones. En primavera la principal es la alergia, ya que nuestro cuerpo experimenta dificultades en las vías respiratorias como la segregación de mucosidad, obstrucción de la nariz, lo que nos hace respirar por la boca aumentando así la sequedad de esta parte del cuerpo y dándonos la sensación de sed constante. Por ello vamos a dar algunos consejos para evitar al máximo esta sensación.

Mantener la garganta húmeda

En primer lugar es importante mantener la garganta húmeda para evitar la irritación de la misma. Para conseguirlo lo mejor es beber líquidos de manera constante. La manera de hacerlo será muy sencilla, y es que simplemente es importante humedecer la garganta con simples y cortos tragos de líquidos que nos mantendrán esta parte del cuerpo hidratada y a la vez libre de mucosidades que pueden agravar más el problema de sequedad.

Istock 000010278535 Small

 

También podemos echar mano de algunas soluciones líquidas que mejorarán la asepsia de la garganta y recuperarán mucho mejor y más rápido su estado normal. Beber agua constante y de vez en cuando tomar una cucharada de miel es una buena opción, así como ingerir infusiones de té con limón o té con miel… Esto nos ayudará a encontrarnos mucho mejor sin apenas darnos cuenta.

Mantener la salivación constante

Otro truco que nos puede servir es mantener la salivación constante para mejorar la hidratación de la garganta. Para conseguirlo podemos echar mano de caramelos que nos ayuden a mantener la garganta lubricada. El chicle es otra alternativa, aunque hay personas que no lo toleran demasiado y les da gases, por eso es mejor que nos decantemos por los caramelos. Además, existen pastillas calmantes para cuando tenemos la garganta irritada.

Utilizar humidificadores

También podemos tomar medidas externas como el uso de humidificadores para hacer que le ambiente esté más húmedo y la sequedad sea menor. Estos aparatos nos ayudarán a respirar mucho mejor y evitar así la sequedad. Usar agua de mar para realizar limpias de las vías respiratorias es otra alternativa externa que podemos usar para conseguir una mejor respiración y lograr así disminuir el tiempo que respiramos por la boca.

Es cierto que cuando la sequedad es elevada y la respiración no es la correcta, lo mejor es acudir a un especialista que nos examine y compruebe qué es lo que nos está produciendo este estado, ya que a lo mejor es necesario que sigamos un tratamiento especial para mejorar con el paso del tiempo.

 

fuente: https://www.vitonica.com/prevencion/consejos-para-evitar-la-sequedad-de-la-boca-en-primavera-por-causa-de-la-alergia

 

PILATES PUEBLO NUEVO

 

Artritis y Artrosis

Siguiendo con el hilo de la semana pasada, aprovecho también para contar las diferencias entre estas dos enfermedades.

Diferencias entre artritis y artrosis

Artritis y artrosis no son una misma enfermedad. Aunque comparten algunos factores de riesgo y síntomas, se trata de dos patologías diferentes. La artritis se caracteriza por la inflamación de la membrana sinovial, mientras que la artrosis es consecuencia del desgaste del cartílago.

Aunque se suela hablar indistintamente de ellas, artritis y artrosis no son la misma patología. Sea por su parecido sintáctico, por las características que comparten o por desconocimiento, se confunden fácilmente, pero en realidad se trata de enfermedades diferentes.

Para saber distinguir la artritis de la artrosis o viceversa es preciso conocer un poco más en profundidad estas dos enfermedades, las cuales son muy frecuentes entre la población. Aclaremos, pues, en qué consiste la artritis y la artrosis y cuáles son las diferencias y semejanzas entre ambas.

Resultado de imagen de artrosis y artritis

Artritis

Se denomina artritis a la enfermedad de carácter inflamatorio que afecta a las articulaciones. Aunque la más conocida sea la reumática o reumatoide, y la que habitualmente se confunde con la artrosis, el término artritis engloba a otras muchas otras enfermedades: gota, lupus, espondilitis…

No se han establecido las causas exactas de esta patología, pero existen una serie de factores implicados en su desarrollo. Entre las circunstancias que favorecen la aparición y evolución de la artritis se encuentran: la obesidad, un fallo del sistema inmunológico (el cual reacciona atacando los tejidos de las articulaciones), y cualquier infección provocada por virus, hongos o bacterias.

La artritis se manifiesta con inflamación, dificultad de movimiento y rigidez de la articulación dañada, a las que puede acompañar el enrojecimiento. El dolor articular a menudo se intensifica por la noche y con el reposo. Otros síntomas generales abarcan: malestar, cansancio, fiebre leve, nódulos reumatoides, inapetencia y pérdida de peso.

Artrosis

La artrosis constituye la enfermedad articular más común en España entre las personas de avanzada edad. Se caracteriza por el desgaste del cartílago, el tejido que reviste el extremo de los huesos, evitando su rozamiento, y que permite el movimiento de la articulación. La degeneración del cartílago supone que la articulación se deforme y pierda movilidad. Dicho de otra manera, el roce de los huesos entre sí da lugar a deformaciones que obstaculizan el movimiento y generan el dolor.

El origen de la artrosis parece estar en la suma de varios factores bioquímicos y mecánicos: deterioro físico a causa de la edad, sobrepeso, lesiones o traumatismos previos, sobre-uso de la articulación por tareas o actividades profesionales y físicas con movimientos excesivamente repetitivos o fallo en alguno de los genes del colágeno, constituyente básico del cartílago.

El principal signo o síntoma de la artritis es el dolor articular, el cual tiende a ser más intenso con el movimiento y la sobrecarga y a mejorar con el reposo. La rigidez matutina, la deformidad y el crujido de la articulación durante el movimiento también se dan con frecuencia.

Las diferencias

La artritis y la artrosis son enfermedades reumáticas crónicas que tienen algunos factores de riesgo y síntomas en común. Básicamente, se diferencian en que la artritis es consecuencia de la inflamación de la membrana sinovial, la capa que cubre la articulación, mientras que la artrosis es de tipo degenerativo y ocasiona la pérdida del cartílago.

Las causas de la artritis son variadas (infección, traumatismo, enfermedad auto-inmune), mientras que la artrosis se relaciona con el envejecimiento y el desgaste articular. En el caso de la artritis, el dolor en las articulaciones es continuo y no cesa con el reposo; en cambio, en la artrosis el dolor aparece cuando se pone en funcionamiento la articulación.

En lo que respecta al tratamiento, ni una ni otra tienen cura. Así pues, el tratamiento va enfocado a aliviar el dolor y mejorar la calidad de vida de las personas que las sufren. En circunstancias graves se podrían llevar a cabo intervenciones quirúrgicas.

Generalmente, para tratar la artritis se administran antiinflamatorios, corticoides y fármacos anti-reumáticos. Los analgésicos pueden ayudar a calmar el dolor de la artrosis, pero no frenan la destrucción del cartílago. El tratamiento farmacológico aconsejado en este caso son los medicamentos condroprotectores (controtina, glucosamina…).

Fuente: http://muyenforma.com/diferencias-artritis-artrosis.html

Como siempre desde Pilates Pueblo Nuevo, os aconsejamos que en caso de tener síntomas acudas a tu medico de medicina general.

 

PILATES PUEBLO NUEVO

Diferencias entre gastritis y gastroenteritis

Hola a todos,

Hoy nos tocaba un post de anatomía, pero aprovechando que el virus nos ha pillado en casa, y como yo siempre me hago un lío con las dos enfermedades, os pongo este que creo que nos puede ser útil, y ya sabéis a cuidarse que al parecer hay un virus.

 

El dolor de estómago, la diarrea, el malestar y la acidez son algunos síntomas de afecciones del aparato digestivo. Existen diferentes tipos de enfermedades que pueden afectar al estómago y al resto de órganos que intervienen en la digestión; dos de las más comunes son la gastritis y la gastroenteritis, que aunque compartan cierta sintomatología y en algunas ocasiones puedan estar directamente relacionadas, no son lo mismo.

La gastritis es una enfermedad que consiste en la inflamación de la mucosa del estómago. Las causas más frecuentes de esta patología son la ingesta de algunos alimentos y bebidas, como el alcohol, o la toma de algunos fármacos que pueden inflamar la mucosa que recubre las paredes del estómago, como el ácido acetilsalicílico, el ibuprofeno o el naproxeno. En otras ocasiones también puede estar provocada por trastornos autoinmunitarios, el reflujo de bilis hacia el estómago o reflujo biliar, el consumo de cocaína, o un exceso de estrés, aunque estas causas se dan con menos frecuencia. Los síntomas más frecuentes de la gastritis son el dolor abdominal, malestar, ardor, inapetencia y, en ocasiones, náuseas y vómitos; también puede aparecer sangrado en las heces.

La gastritis desaparece cuando lo hace el agente que causa la inflamación de las paredes del estómago, aunque en ocasiones es necesario el tratamiento con medicamentos que disminuyan la cantidad o la agresividad de los ácidos del estómago. También existe la gastritis crónica, que suele estar causada por la bacteria Helicobacter pylori.

La gastroenteritis es la inflamación de la mucosa del estómago y del intestino. Se produce debido a tres tipos de microorganismos: parásitos, virus y bacterias. Es una enfermedad contagiosa que se transmite a través del contacto directo o del contacto con otros utensilios y alimentos utilizados por un infectado. Los síntomas más frecuentes de la gastroenteritis son diarrea, vómitos, dolores abdominales, náuseas y, en ocasiones, dolor de cabeza y fiebre. Aunque esta enfermedad es común y no está considerada como una patología grave, si no se consumen suficientes líquidos durante el cuadro de gastroenteritis se corre el riesgo de sufrir deshidratación, lo que en casos extremos puede llegar a ser mortal.

Para curar una gastroenteritis se necesita reposo alimenticio y reposición de agua con electrolitos con sueros orales. Las bebidas carbonatadas y el agua con bicarbonato y sal también son buenas opciones para recuperar los líquidos perdidos con la diarrea y los vómitos.

gastroenteritis

 

Fuente: http://www.dmedicina.com/enfermedades/digestivas/gastroenteritis/2016/01/06/diferencias-gastritis-gastroenteritis-106996.html

PILATES PUEBLO NUEVO

Tendones VS Ligamentos II

 

Hablábamos en nuestra pasada entrada de estos tejidos de gran importancia, pero cuya estructura y función suele llevarnos a confusión.

Vistos ya en el anterior capitulo los tendones, pasamos a explicar los ligamentos.

 

Resultado de imagen de tendones y ligamentos

Los ligamentos son bandas de tejido que, unen los huesos en las articulaciones. Son elementos anatómicos claves en el movimiento , controlando la amplitud de los mismo y estabilizándolos al hacer que los huesos se muevan con la alineación apropiada.

Pensemos en ellos como andamios que sujetan la articulación, permitiendo ciertos movimientos, pero impidiendo otros.

Tomemos como ejemplo la rodilla. Se trata de una articulación bastante compleja y en la que intervienen músculos y huesos de enorme importancia. La peculiaridad de nuestras rodillas es que permiten muy pocos movimientos ( practicante solo la flexión y extensión) y es debido a una importante y poderosa red de ligamentos que sujeta y protege la estructura para que no realice movimientos que puedan resultar lesivos.

Resultado de imagen de ligamentos rodilla

El otro día, os comentaba lo de los ligamentos de goma y los tendones de cuerda y aunque pueda parecer un contrasentido, los ligamentos son mucho mas elásticos que sus primos los tendones, sobre todo por su alto contenido en colágeno, poseen bastante flexibilidad lo que no impide que algunas veces suframos lesiones en estas fibras.

Las mas importantes y conocidas son las roturas y los esguinces.

Los esguinces son torceduras o distensiones ligamentosas por distensión, estiramiento excesivo, torsión o rasgadura, y van acompañadas de hematoma, inflamación y dolor que impide la normal función articular.

Resultado de imagen de ligamentos esguince

Si la tensión del ligamento es muy superior a la resistencia que es capaz de ejercer, se puede producir la rotura del mismo.

Trataremos mas adelante y con mas detalle los esguinces y su tratamiento dedicándoles una entrada propia.

Espero haber sido capaz de explicar con claridad las diferencias de tendones y ligamentos y que por lo menos seáis capaces de diferenciar en forma y función estos tejidos que como veis son muy distintos.

 

PILATES PUEBLO NUEVO