Beneficios de Pilates 2

Continuando con el post del otro día, hoy vamos a hablar de los beneficios de Pilates para embarazadas.

Beneficios de Pilates a Mujeres Embarazadas

Ya está comprobado que practicar una actividad física durante esta fase en la vida de la mujer ofrece diversos beneficios y, principalmente, un parto saludable.

Dicho esto, el método Pilates es una excelente opción para futuras madres, pues en su práctica trabaja tanto el fortalecimiento como el estiramiento, además utiliza la respiración durante todos los ejercicios, lo que facilita la oxigenación del niño y la conexión de la mujer con las transformaciones de su cuerpo.

Hablando de respiración, las técnicas para respirar de manera correcta son esenciales a las mujeres embarazadas, pues enseñan una lenta inspiración y una lenta espiración que ayuda a tranquilizar las madres durante las contracciones, aliviando los dolores.

El método no necesita de muchos ajustes para las  embarazadas, lo que el instructor necesita priorizar son ejercicios que trabajen el suelo pélvico, una región que merece atención, pues soporta todo el peso del niño y es el centro del parto.

Otro punto importante es hacer ejercicios con objetivo de trabajar la musculatura de la espalda y de la cadera, que son zonas sensibles de doler, durante el periodo del embarazo.

Es importante recordar la importancia que los ejercicios sean adaptados para cada trimestre, para las condiciones físicas de la mujer y ejecutados de forma lenta e controlada. Por lo cual, debemos respetar la individualidad de cada una, esto hace el método aún más seguro.

Pregnant woman excercises with gymnastic ball

Ahora vamos a los principales beneficios de la práctica de Pilates durante el embarazo:

  • Estabilización de la columna lumbar, disminuyendo los dolores;
  • Fortalecimiento del suelo pélvico;
  • Ayuda a mantener una postura buena y consecuentemente fortalece la musculatura abdominal, que da fuerza a los músculos más profundos como el músculo transverso y el músculo psoas.
  • Reducción de los dolores generales en todo el cuerpo, porque generalmente las mujeres en el periodo de embarazo sufren con dolores en la espalda y esto ocurre debido al sobrepeso.
  • Mejora la calidad del sueño, lo que consecuentemente aumenta la energía diaria.
  • Al fortalecer los músculos de la pelvis, facilita el momento del parto, pues la futura madre aprenderá a controlar la musculatura.
  • Aumento de la resistencia física; ayudará a una mayor agilidad y control del peso, que generalmente ocurre debido su situación.
  • Aprende a respirar mejor de manera profunda y controlada.
  • La práctica de cualquier ejercicio mejora la circulación sanguínea, pero especialmente  Pilates, ayuda a la sangre, equilibrando  todo el cuerpo al practicar en diversas posiciones.
  • ¡Buen humor! Hacer ejercicios de Pilates, como los estiramientos y los movimientos de relajamiento, harán que las mujeres se queden relajadas y aliviadas sin llegar a ejercitarse exhaustivamente y por lo tanto se sentirán más felices.
  • La convivencia con otras mujeres embarazadas. Existen clases de Pilates en grupo para mujeres embarazadas, esto es maravilloso para ellas ya que pueden cambiar informaciones con otras embarazadas. Esto hace que ellas se sientan bien, acompañadas y más seguras.
  • La práctica de Pilates en el embarazo, con los fabulosos ejercicios, os proporcionará una rápida recuperación post-parto.

Con todas estas ventajas para elegir esta modalidad, el profesional debe estar capacitado para trabajar con esta población y poder aprovechar los beneficios del método sin riesgos para la embarazada.

Con la práctica de Pilates durante el embarazo no se puede afirmar que una mujer activa tendrá un parto normal, pero hay una gran posibilidad de que esto ocurra, en comparación con una embarazada sedentaria.

Practicar Pilates en el embarazo, llevará salud, equilibrio y confort para mujeres embarazadas, por esto y otros beneficios,  Pilates se ha convertido en una de las modalidades preferidas de las futuras madres.

 

Os recuerdo que esta información ha sido sacada del blog https://blogpilates.es/12-beneficios-del-pilates/

PILATES PUEBLO NUEVO

Pilates Premamá

El método Pilates es una forma de ejercicio que combina la flexibilidad y la fuerza para potenciar la musculatura, con la conciencia sobre el propio cuerpo, la respiración y la relajación. Los ejercicios están basados en ciertos patrones de movimiento que se realizan con los músculos de la pared abdominal y del suelo pélvico.

Pregnant woman excercises with gymnastic ball
¿Cómo afecta tu embarazo sobre estos músculos?
Durante el embarazo, los músculos de tu pared abdominal se estiran debido al crecimiento del bebé y, como resultado, pueden debilitarse. Los músculos del suelo pélvico también sufren una gran tensión y tienden a estirarse y a descender más en la pelvis, debido al peso . Por ello, es posible que te resulte más difícil activar estos músculos y mantenerlos contraídos durante un periodo de tiempo.  Además, si los músculos de la pared abdominal están débiles, hay más posibilidades de tener dolor en la espalda o en la pelvis. En el embarazo, la hormona relaxina hace que tus ligamentos se estiren más de lo normal, y si los sobrecargas en exceso, puedes incluso sufrir una lesión.
¿Me ayudará hacer Pilates durante el embarazo?
Debido a que el método Pilates se enfoca en los músculos de la pared abdominal y de la pelvis,  puede serte muy útil durante el embarazo, a modo de fortalecimiento de los grupos musculares que mas  adelante intervendrán de manera determinante durante la gestación y el parto. Ademas el trabajo respiratorio que se practica durante los entrenamientos es muy similar a la respiración idónea durante el parto y te servirá de preparación para el mismo.

 

embarazo1
¿Es seguro practicar el método Pilates durante el embarazo?
Antes de realizar los ejercicios, es importante que te asegures de que puedes realizar contracciones fuertes con el suelo pélvico apretando estos músculos . Si no puedes mantener las contracciones en los músculos del suelo pélvico e inferiores de la pared abdominal, entonces puede que pongas demasiada presión en tus articulaciones y ligamentos durante los ejercicios.
Es posible que aunque de manera habitual estos ejercicios te parezcan fáciles, durante el embarazo sientas que las clases normales de Pilates van demasiado rápidas para ti. Incluso si tienes mucha experiencia, quizás no puedas contraer tus músculos pélvicos y de la pared abdominal tan bien como antes.

 

embarazo2
Algunas de las posiciones para practicar estos ejercicios, especialmente las de tumbarte sobre el estómago o sobre la espalda, no son apropiadas a partir de la mitad del embarazo. Si quieres asistir a una clase de Pilates durante el embarazo, lo más aconsejable es que consultes con tu entrenador para que trate de adaptar los ejercicios, o incluso que encuentres una diseñada para mujeres embarazadas.

PILATES PUEBLO NUEVO