OPERACIÓN “TURRÓN PASAJERO”

Ya se atisban las fiestas navideñas y como cada año, un autentico carrusel de comidas y excesos, amenazan con hacer trizas nuestra rutina saludable y nuestra dieta.
Queremos pues, darte una serie de sencillas pautas, realistas y totalmente asequibles para que los turrones de este año sean verdaderamente pasajeros y no nos acompañen mas de lo estrictamente necesario.

menu-bajo-en-grasas-para-navidad

1.- Equilibra tu dieta pre/comilona
Sabemos que es casi imposible renunciar a las muchas tentaciones que se nos ofrecerán, y una buena forma de combatirla es tratar de compensar lo que comemos.
Si sabemos de antemano que vamos a perpetrar un autentico asalto a las calorías en forma de comida o cena, procuremos compensarlo en la comida anterior con una dieta pobre en grasas e hidratos de carbono. Un filete con ensalada o un pescado al horno con verduras son una buena elección para minimizar el impacto de lo que vendrá en la siguiente ingesta.

2.- Mejor sin el estomago vacío.
Este es un truco bastante útil, que consiste en adelantarse a una celebración y menos de una hora antes de la misma ingerir cierta cantidad de alimento que nos haga llegar al momento peligroso con cierta sensación de saciedad. El ideal, queso fresco o yogures 0%, que nos aportan muy pocas calorías y una ilusión de plenitud que nos sera muy propicia. La idea es llegar al aporte calórico sin la ansiedad del hambre.

3.- Llenate de aire
Las bebidas con alto contenido carbónico, tales como el agua con gas, la gaseosa o los refrescos cero que contengan gas, son una alternativa para aquellos que no sufran de tendencia a los gases. Podéis plantearos acompañar la comida o cena copiosa de bebidas carbonatadas que ayudaran a llenaros y facilitaran una menor ingesta de calorías.

4.- De todo, pero solo una vez
Sabemos que son fechas especiales y que no es el momento de contar calorías, por ello te animamos a que consumas todos los productos que quieras, pero que evites repetir. Llena tu plato tanto como quieras, pero solo una vez.

comida-navidad

5.- Plato pequeño
No siempre esta en nuestra mano, pero en las celebraciones mas caseras, es un buen consejo disponer de platos de menor capacidad. Nuestro cerebro es capaz de trasmitir satisfacción al ver un plato servido con abundancia, aunque sea de menor capacidad.

6.- Compensa los excesos
Después de pecar, parece que el mal esta hecho y no hay vuelta atrás, pero realmente si la hay. Basta con acudir a los siguientes días y enfocarlas en dietas pobres en calorías (un par de días con dietas de 1500kcal suelen compensar perfectamente)

7.- No des vacaciones a tu forma física
Sigue con tu rutina de ejercicios y trata de no perderte ninguna de tus habituales sesiones de entrenamiento

Calentamiento 3

8.- Compensa también aumentando el ejercicio
Antes o después de una opípara comilona es interesante realizar algún tipo de ejercicio aeróbico extra que ayude a quemar esas calorías que son o van a ser ingeridas y asimiladas por nuestro metabolismo. 40 minutos de ejercicio cardio son un enorme aliado para eliminar ese huésped indeseado.

9.- Se consciente
Asume con naturalidad que en estas fechas es muy difícil seguir con los hábitos saludables y ser estrictos al 100%. Cada vez que te pases, hazlo sin mortificarte , pero siendo consciente de que es una elección tuya y que en tu mano esta asumirla.

165814_antes-y-despues-de-la-navidad

10.- Disfruta
La felicidad muchas veces se encuentra en los pequeño detalles y así es mas saludable compartir tiempo y afecto con personas importantes para nosotros que lo que realmente pueda implicar esa comida o cena a nivel metabólico. Ser feliz y reírse es siempre un habito altamente saludable.



PILATES PUEBLO NUEVO